La tecnología educativa no solo es un aula virtual

La tecnología educativa llegó para facilitar el acceso a la educación y mejorar la calidad de la enseñanza en las aulas de clase, entendiéndose el término ‘aula de clase’ no sólo como un espacio virtual, sino también presencial.

Precisamente en hacer dinámicas, prácticas y profundas esas jornadas de aprendizaje, offline u online, está el reto de las universidades. Este recurso es rico en herramientas útiles para las dos modalidades, así que vale la pena apropiarse de ellas y tener como bandera la innovación en educación.

Por tal motivo, contamos en nuestro currículum académico con el Doctorado en Educación e Innovación, un completo curso en que desarrollarás tu conciencia cultural y ese pensamiento crítico que requieres para analizar y emitir discursos que te harán marcar la diferencia donde vayas.

En este artículo te contamos qué es la tecnología educativa, sobre cuál su importancia y profundizamos en conceptos como el diseño instruccional.

¿Qué es la tecnología educativa?

El premio Nobel de Paz, Muhammad Yunus dijo en su momento que la tecnología es importante, pero lo único que realmente cobra relevancia es lo que hacemos con ella.

Esta frase resume el para qué de la tecnología educativa, que hace referencia al uso que le damos a ciertos recursos tecnológicos con el propósito de potenciar la enseñanza y buscar otros caminos de acceso a la educación.

Y es que en una época donde Internet está tan popularizado, el verdadero objetivo debería ser el de dejar a un lado los antiguos métodos, para valerse de las magníficas ventajas que tiene este acelerado mundo de hoy.

Muchos profesores e instituciones, como nosotros, ya lo estamos aplicando, porque estamos convencidos de que una disrupción en el modelo educativo actual es necesaria e indispensable.  

Clases de pizarra y tiza, diapositivas y discursos sacados de los libros se están quedando obsoletos, ya no basta el profesor con su Pen-Drive. Los estudiantes requieren espacios modernos, dinámicos e interactivos y no solo en cuestiones de tecnología, porque aquí nos referimos a ambas vías de conexión: virtual y presencial.

Sin duda, en esta última hay un trabajo arduo por hacer, pues aún se sigue pensando en ella como si de un formato unidireccional y rígido de educación se tratara, cuando lo ideal sería transformar el contenido en algo mucho más ligero, accesible y consumible.

Las ventajas del uso de la tecnología en la educación

Una de las características más visibles de los jóvenes de hoy en día es su pertenencia al grupo de los nativos digitales, es decir, aquella población que nació ‘conectada’. Entonces, ¿por qué no aprovecharse de esa ‘cualidad’ para incrementar la productividad y ser más eficientes en las aulas físicas? Porque, insistimos, la tecnología educativa no solo es un aula virtual.

Entre los beneficios que ofrece la aplicación de la tecnología en la educación se pueden enumerar los siguientes:

  • Cada vez se pueden hacer más cosas
    La red y sus infinitas posibilidades asisten, en su trabajo diario mediante procesadores de texto, impresoras y demás, a profesores y alumnos dentro y fuera de los salones de clases.
  • La investigación se ‘desintegró de los libros’
    Los recursos electrónicos le quitaron el espacio a los libros y también brindan una amplia bibliografía para realizar investigaciones y tareas con la misma calidad que los textos físicos.
  • En las nubes
    Las universidades con una filosofía innovadora y disruptiva como la UIIX, con el ánimo de escalar en experiencias de aprendizajes personalizados, se están sumando al uso de la nube inteligente, un instrumento que mejora notablemente la calidad y cobertura de la enseñanza.

 

Pues bien, las nuevas tecnologías empleadas en favor de la educación se convierten en una herramienta para reforzar el aprendizaje, incrementar las posibilidades para recibir conocimiento y desarrollar habilidades cognitivas y no cognitivas.

El diseño instruccional y cómo mejora el aprendizaje

Según el autor Broderick, el diseño instruccional es el proceso que se presta para crear un entorno de aprendizaje incluyendo los materiales necesarios, para ayudar a los alumnos a desarrollar la capacidad de llevar a cabo ciertas tareas.

En palabras más sencillas, es la ciencia que se encarga de ofrecer contenido educativo de manera llamativa y eficiente, para crear más que lecciones teóricas, experiencias de aprendizaje presenciales y cursos en línea.

¿Cómo poner en práctica el diseño instruccional?:

  • Definiendo objetivos de aprendizaje claros y alcanzables.
  • Indagando en las necesidades de formación de los alumnos.
  • Elaborando un contenido que llame la atención y que vaya en concordancia con los objetivos propuestos.
  • Diseñar material y modelos de evaluación que saquen a flote el potencial de aprendizaje de quienes reciben las tutorías.
  • Escoger la plataforma adecuada para la interacción entre docente y estudiante.
  • Haciendo uso de materiales didácticos tales como videos, juegos, gráficos, etc.

 

Y para aplicar el diseño instruccional con éxito es esencial pasar por unas cinco fases previas: análisis, diseño, desarrollo, implementación y evaluación. Estas son el punto de partida para que el trabajo a realizar valdrá la pena.

Un doctorado en educación e innovación, la mejor opción

Gestión e innovación educativa, los dos pilares de nuestro Doctorado en Educación e Innovación, una opción muy completa para seguir desarrollando tu carrera profesional.

Este curso te abrirá un amplio abanico de oportunidades laborales, gracias a la formación que recibes por parte de nuestra experimentada plantilla docente, la cual tiene impresa la filosofía de la UIIX, donde se invita a los estudiantes a elegir ser parte de las soluciones rechazando los roles pasivos de la antigua enseñanza.

En la Universidad de Investigación e Innovación de México le damos un valor social al título más allá de la acreditación del conocimiento, que es tan válida como necesaria. Nuestra gran misión es la de explotar tus habilidades sociales, culturales y personales para acabar con esa incertidumbre sobre las profesiones del futuro.

Nos apasionan las personas que se salen de lo convencional, que pertenecen al nuevo mundo de hacedores, que quieren marcar la diferencia y que usan la creatividad para crear en pro de todos.

Recuerda que los empleadores ya no quieren trabajadores que solo sean inteligentes, sino también empáticos y motivados. Aquí te ayudamos a conseguir estas habilidades, ¿te animas a dar el paso?

¡Solicita informes!

Articulos Recientes

Articulos Relacionados

¿Qué es el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE)?

Existen ciertas características que el estudiante debe buscar y analizar al momento de elegir la institución educativa en la que desea continuar con su formación profesional, entre estas, una de las más importantes es verificar si dicha institución cuenta con reconocimientos de validez oficial de estudios (RVOE) en sus programas académicos.

Lee Más »

La pandemia democratizó la educación virtual

El 11 de marzo de 2020 marcó un antes y un después en el mundo entero. Ese día la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la aparición de una nueva pandemia: El coronavirus. En este artículo te contamos cómo esta democratizó la educación virtual.

Lee Más »