La generación Millennials y Generación Z

Seamos sinceros, las empresas siempre han buscado talento joven y profesional. Algo que hoy en día les está jugando en contra, ya que los Millennials (nacidos entre 1981 y 1996)  y Generación Z (nacidos entre 1997 y 2012)  han demostrado ser cada vez más propensos a emprender por sus propios medios. Entonces, ¿Qué recursos están utilizando las compañías para retener talento y cuáles otros podrían usar? 

La generación Millennials y la Generación Z están ahora entrando en la fuerza laboral, y tienen diferentes expectativas y necesidades que las generaciones anteriores.

Por ello, las empresas que quieran atraer y retener a estos trabajadores más jóvenes deben ofrecer recursos que se adapten a sus necesidades. Algunos de los recursos más importantes son:

Salario y beneficios competitivos

Aunque la mayoría de los Millennials e integrantes de la Generación Z no tengan hijos, sí tienen un estilo de vida más acelerado y enfocado a viajar. Además, suelen tener múltiples mascotas y ayudar a su familia en algunas responsabilidades financieras.

Por ello, los colaboradores más jóvenes son más propensos a cambiar de trabajo si no están satisfechos con su salario y beneficios. Así que las empresas deben asegurarse de ofrecer sueldos y beneficios competitivos para atraer y retener a estos talentos.

Oportunidades de desarrollo y aprendizaje

No nos engañemos, hoy en día todos los trabajadores saben que muchos empleos pueden llevarse a cabo perfectamente desde sus casas, por lo que buscan entornos de trabajo flexibles que les permitan equilibrar su vida laboral y personal. 

Teniendo esto en cuenta, los administradores y directores de empresas pueden contemplar algunas opciones de trabajo flexibles, como:

Trabajo remoto

Trabajar 3 días desde casa y dos días desde la oficina no es un mal consenso. Así, las organizaciones pueden proporcionar una gran flexibilidad, sin sacrificar del todo la presencialidad en la compañía. 

Horarios flexibles

Los horarios flexibles permiten a los colaboradores elegir sus propios horarios. Algo especialmente útil para quienes tienen otros compromisos, como cuidar a los niños o asistir a clases.

Días de trabajo personalizados

Esto puede ser útil para los colaboradores que quieren trabajar cuatro días a la semana y tener tres días libres, o que desean trabajar medio día los lunes y los viernes. Por supuesto, para que esto funcione, deben encontrar la forma de cumplir con todas sus responsabilidades para no entorpecer el trabajo en sus días de ausencia. 

Un sentido de propósito

La mayoría de los colaboradores más jóvenes quieren sentirse como parte de algo más grande que ellos mismos. Para ello, las corporaciones pueden brindarles un sentido de propósito, ayudándoles a entender cómo su trabajo impacta en el mundo, lo que pueden lograr de las siguientes formas:

Conectar el trabajo con el impacto en el mundo

Se pueden compartir historias de cómo la empresa ha ayudado a las personas o ha hecho del mundo un lugar mejor. Por ejemplo, una organización de tecnología social podría compartir historias de cómo su plataforma ha ayudado a las personas a conectarse con sus seres queridos, a encontrar nuevas oportunidades laborales o a participar en actividades cívicas.

Voluntariado

También se pueden ofrecer oportunidades de voluntariado a sus colaboradores, permitiéndoles dar su tiempo y talento a causas que les importan. 

Cultura de servicio

Enfatizar en la importancia del trabajo en equipo, la colaboración y la ayuda a los demás también es indispensable. Ya que esto puede ayudar a los colaboradores a sentirse como parte de algo más grande que ellos mismos y a sentirse valorados por sus contribuciones.

Oportunidades de liderazgo

Por otro lado, tener la oportunidad de liderar y asumir nuevas responsabilidades también es algo importante para los Millennials y la Generación Z. Para esto, las empresas pueden crear programas formales de desarrollo de liderazgo. 

Estos programas brindarán oportunidades de aprender sobre liderazgo, desarrollar sus habilidades emergentes y asumir roles de liderazgo en el trabajo, teniendo en cuenta la innovación y realizando un cambio conectado con la realidad.

Por supuesto, también se deben buscar colaboradores jóvenes que estén dispuestos a asumir desafíos y nuevas responsabilidades. Así, podrán liderar proyectos, trabajar en equipos inter funcionales.

Finalmente, se puede generar un entorno de trabajo donde los colaboradores jóvenes se sientan cómodos tomando riesgos, aprendiendo de sus errores y creciendo como líderes.

¿Cómo hacer para que esto funcione?

Pero para que esto funcione, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Sé claro sobre lo que estás buscando en un líder. ¿Qué habilidades y cualidades son relevantes para ti? Una vez que sepas lo que estás buscando, puedes comenzar a buscar colaboradores que cumplan con sus criterios.
  • Sé proactivo en la búsqueda de colaboradores jóvenes. No esperes a que los futuros líderes de la nación vengan a ti, búscalos y, mejor aún, capacítalos para desarrollar su potencial.
  • No tengas miedo de dar a los colaboradores jóvenes la oportunidad de liderar. Incluso si no están calificados para el papel, pueden aprender y crecer en el proceso.
  • Ten en cuenta que se necesita tiempo para desarrollar líderes. Por lo tanto, no esperes que los colaboradores jóvenes sean líderes perfectos de la noche a la mañana. Sé paciente y apóyalos a medida que crezcan en sus roles.
Para lograr esto, y más, en la Universidad de Investigación e Innovación de México ofrecemos nuestro Doctorado en Administración de Empresas, enfocado en formar doctores en administración de empresas con visión al futuro que promuevan el cambio al interior y exterior de las organizaciones a las que se integre. 

¡Solicita informes!

Artículos Recientes

Artículos Relacionados

Contratos inteligentes

Los contratos inteligentes son como los «robots de las transacciones». Pueden automatizar tareas que actualmente requieren intervención…

Lee Más »