La economía del comportamiento y su impacto

En la búsqueda constante de comprender y explicar los fenómenos económicos y sociales, la economía del comportamiento ha surgido como una luz al final de túnel, gracias a su enfoque revolucionario que combina la psicología y la economía. 

Concretamente, este campo investiga el impacto de los factores psicológicos y sociales en las decisiones financieras de las personas, y cómo estos conocimientos pueden ser aplicados para mejorar políticas públicas y prácticas empresariales. 

A continuación, te mostraremos la importancia de la economía del comportamiento en sociedad actual, y cómo sus hallazgos están transformando los comportamientos financieros.

¿Te entusiasma la idea? A nosotros también, así que comencemos. 

¿Qué es la economía del comportamiento?

Este concepto combina metodologías de la economía, la psicología y otras ciencias, para comprender cómo los factores psicológicos y sociales influyen en las decisiones económicas y financieras de las personas.

A diferencia de la teoría tradicional, que asume que los individuos son racionales y siempre toman decisiones óptimas basadas en la utilidad, la economía del comportamiento reconoce que los seres humanos están sujetos a sesgos cognitivos, emociones y contextos sociales, que pueden tener un impacto en sus decisiones, incluso alejándose de una perspectiva puramente racional.

Algunos ejemplos de la economía del comportamiento

Es importante destacar que nos enfocaremos en ejemplos de personas comunes que se alejan un poco del supuesto de racionalidad a la hora de tomar decisiones de consumo.

1. Avalancha de información

Los consumidores tienen que comparar muchas opciones y características, lo que los lleva a la confusión, elegir al azar o incluso a no tomar ninguna decisión.

2. Heurística

Con el objetivo de agilizar sus decisiones de compra, las personas suelen obviar el análisis de toda la información y se limitan a comprar lo mismo que sus amigos o familiares.

3. Legado

Los consumidores también tienden a ser renuentes a cambiar de proveedor o de marca por miedo a equivocarse.

4. Inercia

Generalmente no cambian de proveedor cuando tienen que hacer algún esfuerzo. Por ejemplo, desactivar una cláusula de renovación automática.

5. Miopía

Nos referimos a una metáfora, pues, las personas tienden a tener una visión de corto plazo privilegiando el disfrute actual, en lugar de esperar para disfrutar en el futuro. Por lo que, cuando se tienen que tomar decisiones de inversión a largo plazo o de ahorro para jubilación, no suelen esforzarse demasiado.

6. Marco

Finalmente, las personas pueden verse influenciadas por la forma en la que la información se presenta. En este sentido, la misma data mostrada en distintas formas lleva a decisiones diferentes.

7. Aversión al riesgo

La preferencia por evitar una pérdida es más grande que la preferencia por ganar algo.

Factores psicológicos y sociales que influyen en las decisiones económicas

Pero exactamente, ¿Qué factores psicológicos influyen?, podemos destacar:

  • Sesgos cognitivos y toma de decisiones irracionales.
  • Influencia de las emociones y los estados de ánimo.
  • Efectos de las normas sociales y la presión de grupo en el comportamiento económico.
  • Rol de la aversión a las pérdidas y el efecto de anclaje en las decisiones económicas.

Con esto en mente, se puede decir que este tipo de economía requiere de algunas herramientas pedagógicas innovadoras para comprender y, más importante aún, aplicarla de manera positiva de las siguientes formas:

Conocimiento de los sesgos cognitivos

Los seres humanos están sujetos a patrones sistemáticos de desviación del razonamiento lógico. Por ejemplo, el sesgo de confirmación nos lleva a buscar información que valide nuestras creencias existentes, mientras que el efecto de anclaje nos hace depender excesivamente de la primera información que recibimos al tomar una decisión. 

Estos sesgos nos permite diseñar políticas y prácticas empresariales que contrarresten sus efectos negativos. Por ejemplo, al presentar información de manera imparcial y ofrecer opciones claras, se puede disminuir el sesgo de confirmación y fomentar decisiones más informadas y racionales.

Emociones y estados de ánimo

Las emociones y los estados de ánimo tienen un impacto significativo en nuestras decisiones económicas. Por lo que, considerarlas en el diseño de políticas públicas y prácticas empresariales puede ayudar a mitigar los efectos negativos. 

Proporcionar un entorno seguro y establecer marcos de elección que tengan en cuenta las emociones de las personas, puede fomentar decisiones financieras más equilibradas y promover la estabilidad económica.

La presión de grupo

Las normas sociales y la presión de grupo ejercen una influencia significativa en nuestro bolsillo. Puesto que, nuestras elecciones están motivadas por el deseo de ser aceptados y de ajustarnos a las expectativas sociales. Lo que puede llevar a comportamientos de imitación y a la adopción de decisiones que no necesariamente son óptimas desde el punto de vista individual o social.

Comprender esto, te permite implementar políticas públicas y prácticas empresariales que promuevan comportamientos deseables. Por ejemplo, fomentar normas que valoren el ahorro y la inversión responsable, puede impulsar una mayor estabilidad financiera a nivel individual y colectivo.

  • Algunas aplicaciones de la economía del comportamiento en políticas públicas pueden ser:
  • Diseño de políticas que tengan en cuenta los sesgos cognitivos de las personas.
  • Implementación de incentivos y marcos de elección que fomenten comportamientos deseables.
  • Uso de la “arquitectura de elección” para influir en las decisiones de los individuos.
  • Fomento de la educación financiera y el pensamiento crítico en la toma de decisiones económicas.

En la Universidad de Investigación e Innovación de México ofrecemos el Doctorado en Economía y Finanzas, que renueva la visión de los profesionales actuales en el área, formando doctores con visión al futuro; competentes a nivel nacional e internacional, capaces de expandir la frontera del conocimiento en el campo de las ciencias económicas y financieras mediante la realización de investigaciones de alta calidad que den soluciones a las problemáticas de una sociedad emergente.

¡Solicita informes!

Artículos Recientes

Artículos Relacionados

Contratos inteligentes

Los contratos inteligentes son como los «robots de las transacciones». Pueden automatizar tareas que actualmente requieren intervención…

Lee Más »