Innovación empresarial ¿Estamos contrarreloj?

Si ningún día es igual al otro, y siempre cambia, aunque sea una milésima de segundo, ¿Cómo esperas que la administración empresarial permanezca igual? La sociedad cambia, y las organizaciones deben adaptarse a esta innovación empresarial para permanecer vigente. 

Por eso, podemos decir que la innovación es un factor clave para el éxito. Las empresas que no son capaces de adaptarse a los cambios y ofrecer nuevas soluciones a sus clientes, corren el riesgo de quedar rezagadas y perder competitividad.

¡Tú mismo/a lo has visto!

Has sido testigo de un auge de la innovación empresarial. Las nuevas tecnologías han abierto nuevas posibilidades y han permitido a las empresas desarrollar nuevos productos, servicios y modelos de negocio.

Algunos ejemplos de prácticas innovadoras que han ido surgiendo en el entorno empresarial son:

La digitalización de los procesos:

Esto no es más que convertir la información en formato digital. Lo que te permitirá automatizar tareas, mejorar la eficiencia y ofrecer una mejor experiencia al cliente.

Algunos ejemplos de digitalización de procesos en el entorno empresarial son:

Otros ejemplos de cómo la Inteligencia Artificial puede ayudarte

La automatización

Podrás llevar a cabo tareas repetitivas de manera automática, lo que te dejará mucho más tiempo y recursos para que los empleados se centren en tareas más estratégicas.

No más documentos físicos

bueno… podemos conservar solo los absolutamente necesarios. El resto de los documentos podemos almacenarlos y gestionarlos de forma digital, facilitando el acceso y la colaboración.

La transformación digital del marketing

por otro lado, esta te permitirá llegar a tus clientes de manera más eficaz a través de canales digitales.

Con todo esto en mente, podemos decir que digitalización de los procesos es una tendencia clave en el entorno empresarial. Por lo que, las corporaciones que no se digitalicen corren el riesgo de quedar rezagadas y perder competitividad.

Colaboración con start-ups

Las start-ups o empresas emergentes pueden no ser las organizaciones más grandes o desarrolladas, pero si algo no les falta es innovación. Esto se debe a que suelen contar con equipos multidisciplinares y con una mentalidad abierta a la experimentación.

Por ello, al colaborar con alguno de estos negocios, podrías:

Desarrollar nuevos productos y servicios

 Las start-ups pueden aportar nuevas ideas y soluciones a los problemas de las empresas.

Mejorar la eficiencia

Si lo que necesitas es mejorar y optimizar tus procesos, una empresa emergente definitivamente podría ayudarte con esto

Adoptar nuevas tecnologías

Este tipo de corporaciones suelen estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías. Por lo que podrías evaluar algunas, determinando cuáles conviene adoptar y cuáles no. 

Datos para la toma de decisiones

Sabemos que tomar decisiones importantes a veces resulta complicado, pero si basas esas elecciones en cifras sólidas sobre el desarrollo de la empresa, el panorama podría esclarecerse un poco más. El análisis de datos permite a las empresas comprender mejor a sus clientes y tomar decisiones más estratégicas.

En este sentido, puedes utilizar la información recolectada para:

  • Identificar las necesidades de los clientes, comprendiendo mejor las necesidades y preferencias de tus clientes.
  • El análisis de datos también puede ayudarte personalizar la experiencia del cliente y a ofrecer un servicio más enfocado en las necesidades y expectativas concretas de tu público segmentado.
  • Optimizar las operaciones y procesos.
Todo esto suena maravilloso, pero ¿Cómo puedes llevarlo a cabo con éxito?
Para avanzar hacia estas prácticas innovadoras de manera más eficiente, te recomendamos:

Crear una cultura de innovación

Esto no es más que un conjunto de valores, creencias y comportamientos que fomentan la innovación en una empresa. Por supuesto, debe estar respaldada por la alta dirección, que debe comunicar la importancia de la innovación a todos los empleados.

Para llevarla a cabo, se pueden implementar las siguientes medidas:

  • Fomentar el aprendizaje y la experimentación. Los empleados deben sentirse cómodos al tomar riesgos y experimentar con nuevas ideas.
  • Reconocer y recompensar la innovación. No tiene que ser un premio enorme o una gran suma de dinero. Con un detalle y un reconocimiento en público, bastaría para recompensar a aquellos colaboradores con una mentalidad innovadora. 
  • Promover la colaboración entre diferentes departamentos y áreas de la empresa.

 

Invertir en I+D

La investigación y el desarrollo (I+D) son esenciales para la innovación. Por eso, las empresas que invierten en I+D tienen una mayor probabilidad de desarrollar nuevos productos, servicios y tecnologías.

Para esto, también se pueden implementar las siguientes medidas:

  • Asignar un presupuesto adecuado a la I+D para poder realizar investigaciones y desarrollar nuevos productos, servicios y tecnologías.
  • Crear un equipo de I+D de alto nivel con las habilidades y conocimientos necesarios para efectuar investigaciones y desarrollar nuevos productos, servicios y tecnologías.
  • Incluso, puedes colaborar con universidades y centros de investigación para acceder a conocimientos y recursos especializados.

Crear un entorno propicio para la colaboración

Igualmente, al colaborar con los colaboradores de tu equipo, estos pueden compartir ideas y conocimientos, conduciendo a nuevas soluciones y oportunidades.

Para llevar a cabo esto, puedes implementar las siguientes medidas:

  • Eliminar los silos entre departamentos y áreas para fomentar la colaboración.
  • Fomentar la comunicación abierta entre empleados para facilitar la colaboración.
  • Ofrecer incentivos a la colaboración.
  • Pero, aparte de todo esto, ¿Cómo podemos avanzar hacia la innovación de manera más eficiente? Sencillo:
  • Establecer objetivos claros antes de comenzar a innovar. Esto ayudará a las empresas a enfocar sus esfuerzos y a evaluar el progreso.
  • Generar un plan de acción que incluya los recursos necesarios, las actividades a realizar y los plazos.
  • Medir los resultados de las iniciativas de innovación para evaluar su impacto. Esto ayudará a las empresas a identificar lo que funciona y lo que no.
  • Fomentar la cultura de la innovación.
Por supuesto, todo esto debe comenzar por ti. Ejecuta cursos, Doctorados y Másteres enfocados en la innovación empresarial. Por ejemplo, en la Universidad de Investigación e Innovación de México ofrecemos nuestro Doctorado en Administración de Empresas, dirigido a directivos, gerentes, académicos y gestores que buscan liderar procesos de resolución de problemas y la transformación innovadora de las organizaciones del más alto nivel en el ámbito público o privado.
¿Te parece interesante? Si es así, no dudes en conocernos un poco más en nuestra página web. ¡Hasta pronto!

¡Solicita informes!

Artículos Recientes

Artículos Relacionados

¿Quién inventó las PYMEs?

Las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) surgieron como una respuesta natural a las necesidades económicas y sociales de las comunidades locales a lo largo de la historia.

Lee Más »