¿Cuánto tardamos en tomar una decisión?

Desde el primer momento en el que abrimos los ojos por la mañana, estamos tomando una decisión: ¿Cuál será el desayuno? ¿Nos bañamos antes de comer? ¿A qué hora sería conveniente salir del hogar, para llegar a tiempo a nuestro destino? Somos una máquina de toma de decisiones constante y debemos aprender a gestionar esto con eficiencia para lograr un impacto positivo en nuestra vida profesional. 

Recuerda que tomar una decisión es un proceso fundamental en nuestra vida diaria, y su precisión puede tener un impacto significativo en la dirección y el éxito de un proyecto. 

Por ello, hoy analizaremos la relación entre el tiempo de toma de decisiones y la Ley de Weber: una ley psicofísica que describe la percepción y la elección. Así, descubriremos cómo el tiempo de tomar una decisión, puede influir en nuestras elecciones y cómo podemos optimizar este proceso.

La Ley de Weber: Un vínculo entre el tiempo y la percepción

Establecida por el médico alemán Ernst Heinrich Weber, esta es una de las leyes psicofísicas más antiguas y cruciales. Ya que originalmente fue aplicada al campo de la percepción de la diferencia de peso, y establece que la probabilidad de tomar una decisión correcta depende del cociente entre las magnitudes comparadas.

Las observaciones de Weber fueron generalizadas a todas las modalidades sensoriales y a un gran número de especies. Logrando describir regularidades precisas de la percepción, ideales para encontrar explicaciones matemáticas en cuanto al comportamiento al tomar una decisión. 

Weber consideraba los cambios positivos como consecuencias del mayor conocimiento y la prosperidad resultante de la tomar una decisión, en lugar de seguir a las autoridades religiosas del momento. 

En la concepción de Weber, tenía que haber alguien que tomara la última decisión. Sin embargo, esta persona no podía ser un funcionario, porque no tendría a quien obedecer. Por eso escribió: “La dominación burocrática tiene, pues, en su cima inevitablemente un elemento, por lo menos, que no es puramente burocrático”. 

¿Qué tiene que ver esto con la Dirección de Proyectos?

Pues, al dirigir un proyecto, tomar una decisión efectiva y eficiente es crucial. La comprensión de la relación entre el tiempo de toma de decisiones y la Ley de Weber puede ofrecer ideas valiosas para optimizar este proceso. 

Relación entre la precisión y el tiempo

De acuerdo con la Ley de Weber, la precisión de una elección está relacionada con la duración del tiempo dedicado a ello. Por lo que comprender cómo encontrar el equilibrio adecuado entre tiempo y precisión es fundamental para la dirección de proyectos.

Optimización en tomar una decisión

Por otro lado, a través de investigaciones con ratas entrenadas, se ha demostrado que el tiempo de tomar una decisión puede influir en la precisión de las elecciones. Explorar estrategias para optimizar el tiempo de tomar una decisión, como la reducción de la incertidumbre y el enfoque en información relevante, puede mejorar la efectividad de la dirección de proyectos.

En cuanto a esto, José L. Pardo Vázquez, investigador y autor del trabajo Nature Neuroscience, determinó que la ley de Weber se puede entender como la consecuencia de una nueva normativa que describe el tiempo que se tarda en tomar una decisión.

Para ello, entrenó a ratas para que distinguieran entre dos sonidos con intensidades ligeramente distintas. Junto a su equipo, construyeron auriculares en miniatura, adaptados a la cabeza de las ratas, y los usaron para presentar sonidos de intensidad controlada simultáneamente en los dos oídos.

El investigador explica que “Nuestros experimentos confirmaron, que el comportamiento de los animales se ajustaba a la ley de Weber. Su habilidad para decirnos cuál de los dos sonidos era más intenso solo dependía del cociente entre sus intensidades. La precisión con la que comparaban la intensidad de dos sonidos leves y dos sonidos intensos era la misma, siempre que el cociente de las intensidades entre los dos pares de sonidos fuese constante”.

Después, el equipo comenzó a analizar en detalle el tiempo que tardaban las ratas en tomar sus decisiones, un paso que acabó resultando fundamental. “Normalmente, los estudios sobre la ley de Weber se concentraban en la precisión de las discriminaciones, que es el aspecto que él mismo describió” añadió Pardo Vázquez.

Aplicaciones prácticas y consideraciones futuras

Con esto en mente, podemos decir que la comprensión de la relación entre el tiempo de toma de decisiones y la Ley de Weber tiene implicaciones significativas en diversas áreas, incluida la dirección de proyectos. Algunas aplicaciones prácticas y consideraciones futuras son:

Diseño de estrategias de toma de decisiones

Es importante utilizar estos hallazgos para desarrollar estrategias de toma de decisiones más efectivas en proyectos, considerando la relación entre el tiempo y la precisión.

Investigación adicional

La exploración de cómo otros factores, como el contexto y las emociones, pueden influir en la toma de decisiones y la relación con la Ley de Weber puede ser un campo de investigación prometedor.

Cambio conectado con la realidad

Con la mente en las nubes y los pies en la tierra. Esta es la mejor manera de dirigir un proyecto, especialmente al tomar decisiones significativas y de manera eficiente. 

Debemos actuar basándonos en los cambios actuales y reales del mundo, confiando en nuestra creatividad y capacidad de innovar. Sin dejar de enfocarnos en teorías y conceptos que nos lleven a mirar hacia adelante. 

Conscientes de esto, en la Universidad de Investigación e Innovación de México nos enfocamos en formar doctores, investigadores y especialistas en dirección de proyectos, con visión al futuro, indagando en la realidad, que facilite la toma de decisiones asertivas.

Así, serán capaces de lograr proyectos innovadores de competencia dentro de una empresa, comprendiendo las necesidades de su entorno en materia económica, social y tecnológica, respondiendo a los cambios emergentes de nuestra sociedad, donde prime generar conocimiento de valor, original y significativo para contribuir en la innovación de las áreas vinculadas, obteniendo así, modelos aplicables en un contexto empresarial.

Cambiamos nuestro futuro desde nuestro presente. Por lo que conocernos, puede ser tu primera GRAN decisión del día.

¡Solicita informes!

Artículos Recientes

Artículos Relacionados

¿Quién inventó las PYMEs?

Las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) surgieron como una respuesta natural a las necesidades económicas y sociales de las comunidades locales a lo largo de la historia.

Lee Más »